El proyecto empresarial necesita visión, pasión y un sueño al final del camino, pero también hay que pisar tierra con paso firme y recuperarse de tropiezos más bien poco divinos.

Preguntas para hacerte a ti mismo y para hacerle a tu empresa

Leyendo un interesante artículo sobre las 35 preguntas que cambiarían tu vida en la revista FORBES, me pareció valioso el ejercicio de sintetizarlas al top10 según mi visión personal, pero sobre todo en función de cuáles tendría sentido mapearlas empresarialmente y hacerlas a tu empresa …

preguntas a hacerse en lo personal y en lo empresarial

He aquí una sub-selección de cuestiones personales “trascendentales”, mapeadas y consistentes en el mundo empresarial:

  1. Si lograrás todos tus objetivos en la vida ¿Cómo te sentirías? ¿por qué no te puedes sentir así durante trayecto?
    • Tenemos un plan con una buena promesa y visión, pero es clave celebrar los éxitos y avances del camino, día a día. Disfrutar de cada logro. Felicitarnos por ello.
  2. ¿Qué te gustaría de tu vida dentro de cinco años?
    • Viene a ser la misma pregunta que la empresa debe hacerse y que se responde en su Plan estratégico (sin excusas)
  3. ¿Cuáles son tus valores y cuanto de auténtico y congruente estás siendo con ellos ?
  4. ¿Por qué no estás haciendo las cosas que sabes que deberías estar haciendo ?
    • Que tiene mucho que ver con la capacidad de ejecución de las empresas, que es clave más allá que incluso su estrategia y sus planes de futuro. Los gurús anglosajones ahora ponen énfasis en la “Execution
  5. ¿De que formas eres percibido que no eres consciente?… porque eso es más real que lo que tú piensas de ti mismo. La percepción es la realidad.
    • En este caso “la marca” es un concepto mucho más reconocido en el ámbito empresarial que en el personal,  pero en ambos mundo sigue siendo igualmente clave.
  6. ¿Qué cosas has aprendido hoy? ¿A quien has hecho el bien hoy ? ¿Qué te ha hecho reír hoy?
    • Creo que cada empleado y colaborador, al final del día, debe poder responder de forma positiva a esta pregunta, y estoy seguro que más frecuentemente de lo esperado, encontrará poderosas respuestas por las que vale la pena acudir al trabajo cada día.
  7. ¿Qué es lo que no sabes que tú no sabes? Tenemos que atravesar nuestras propias fronteras. Ser conscientes del mundo que todavía no conocemos.
    • Con frecuencia las empresas se encasillan en sus fortalezas y desatienden las oportunidades. Ambas deben formar parte del CAME.
  8. ¿Qué o a quién has hecho mejor hoy ? ¿Has dado más de lo que has tomado?
    Si sigues así, cuando mueras ¿dejarás un mundo un poco mejor que lo encontraste?

    •  ¿Tiene algún sentido trascendental tu empresa? ¿le vale la pena a su gente dejarse un montón de horas de su vida llevando adelante la misión de la empresa?
  9. ¿Qué puedes hacer hoy para mejorar?
    • No hace falta traducción ni mapeo para esta cuestión, que vale tanto para lo personal como lo empresarial.
  10. Si no tuvieras miedo, ¿Qué es lo que harías?
    • Llevado al mundo empresarial, sería la adecuada gestión del riesgo.
  11. ¿Están tus “deberías”, tus “quiero”, alineados con tu felicidad ?
    • O transportado al mundo empresarial: ¿estamos siendo consistentes con la estrategia de la empresa? ¿con sus valores? ¿con su misión y visión? ¿con su RSC? ¿con sus planes de acción diseñados?
  12. ¿Qué es lo que cuando estés en el lecho de muerte te arrepentirás de no haber hecho? o si estuvieras muriéndote, ¿te preocuparías por esto o por lo otro?
    • Creo que esto podría mapearse con la misión de una empresa. Tiene que valer la pena su existencia.
  13. Deberías estar enfocado al presente o al futuro? al hoy o al mañana?
    • Esta me hace gracia porque me suena a: ¿pensamos en el año que viene o en el cierre de este mes? ¿Plan estratégico o cuenta de explotación?
  14. ¿Por qué no ? ¿qué pasaría si…?
    • Una clara invitación a la innovación empresarial.

interrogante

Conclusiones

No voy a descubrir el modelo de mejora a través de las preguntas, sino que tan solo quería hacer notar que tanto el proyecto de vida de una persona, como un proyecto empresarial, tienen ambos , IGUALMENTE, unas necesidades trascendentales, de mejora, de futuro, de coherencia, de felicidad… CON MUCHO EN COMÚN…seguramente porque las empresas están hechas por personas.

mm

Sobre Hugo de Juan

Ingeniero de Telecomunicación en mis bases pasé al lado oscuro con un master en Marketing y posteriormente con un executive MBA. Hoy CEO en ENCAMINA, socio director en ENTRESISTEMAS, profesor postgrado en ESIC Marketing & Business School, estudiante y Doctor Ingeniero en economía digital y sobre todo currante en muchas cosas. Me va el marketing, la tecnología, mi familia, los amigos y la vida buena, incluso más que la buena vida.
Esta entrada ha sido publicada en reflexiones, vida. Enlace permanente.
Suscríbete a Con la cabeza en las nubes y los pies en el suelo

Suscríbete a Con la cabeza en las nubes y los pies en el suelo

Recibe todas las actualizaciones semanalmente de nuestro blog

You have Successfully Subscribed!

ENCAMINA, piensa en colores