El proyecto empresarial necesita visión, pasión y un sueño al final del camino, pero también hay que pisar tierra con paso firme y recuperarse de tropiezos más bien poco divinos.

Los héroes anónimos

Me hablaba admirada mi mujer, de sus pacientes y de los familiares y acompañantes de estos, por su lucha y esfuerzo diario en salir adelante.

Se trata de pacientes que han vivido graves afecciones  de las que se están recuperado o peleando para superarlas en todo lo posible, con mucho esfuerzo y capacidad de resiliencia. Cualquiera se quita el sombrero y hace la reverencia ante estos héroes de carne y hueso.

heroes_terrenales

Lo que no es tan obvio, es el reconocimiento a los familiares y acompañantes de estos pacientes. Personas que modifican su vida, que se sacrifican, que posponen y transmutan su propia vida para lograr la mejora o apoyar a esa persona querida. Esta es sin duda, una prueba de fortaleza, valor, generosidad y humanidad sin igual. Todos conocemos muchas personas que están o han estado a la altura, y eso hace grande nuestra especie. Son esos héroes anónimos que sabemos que existen.

En una empresa de servicios como las nuestras, tanto los comerciales como los técnicos lo tienen fácil para aflorar su esfuerzo y sus éxitos (¡no digo para conseguirlos!, sino para hacerlos patentes cuando se logran). Y es que aquellos que están en contacto con la función core-business, que se esfuerzan y brillan, son más fácilmente aceptados como héroes en el sector.

heroe

Sin embargo, la reflexión de los héroes anónimos también aplica a esas personas de la empresa que no tienen puestos clave en la línea de negocio, pero hacen que todo funcione. Hacen que otras personas puedan hacer mejor su trabajo. Hacen que otros podamos tener la posibilidad de brillar.

Gestos y logros sencillos desde el personal de Mantenimiento, hasta Administración y Secretería, pasando por microinformática o muchas otras funciones de staff, con profesionales detrás que muchas veces son héroes anónimos de la organización.

auxiliares

Cuando un cliente te dice, “por aquí estamos enamorados de vuestra empresa porque nos hacéis la vida más fácil” o cuando oyes a un compañero decir, “menos mal que esta mujer siempre está ahí, que si no …” son síntomas inequívocos de que hay mucho talento en la trastienda.

El mensaje para estos héroes anónimos es que “se nota”, “se os nota, y mucho”; ¡buen trabajo! y ¡GRACIAS!

.

mm

Sobre Hugo de Juan

Ingeniero de Telecomunicación en mis bases pasé al lado oscuro con un master en Marketing y posteriormente con un executive MBA. Hoy CEO en ENCAMINA, socio director en ENTRESISTEMAS, profesor postgrado en ESIC Marketing & Business School, estudiante y Doctor Ingeniero en economía digital y sobre todo currante en muchas cosas. Me va el marketing, la tecnología, mi familia, los amigos y la vida buena, incluso más que la buena vida.
Esta entrada ha sido publicada en reflexiones, vida. Enlace permanente.
Suscríbete a Con la cabeza en las nubes y los pies en el suelo

Suscríbete a Con la cabeza en las nubes y los pies en el suelo

Recibe todas las actualizaciones semanalmente de nuestro blog

You have Successfully Subscribed!

ENCAMINA, piensa en colores