El proyecto empresarial necesita visión, pasión y un sueño al final del camino, pero también hay que pisar tierra con paso firme y recuperarse de tropiezos más bien poco divinos.

Cada NO nos acerca al SÍ, pero a nadie le gusta un NO

A nadie le gusta que le digan que NO. Escucharte un NO cuando pides, sugieres o propones algo es cercenarte tus buenas intenciones, deseos, sueños o ambiciones.
Quien te dice el NO puede vestirlo de explicaciones y razonamientos, adornar la respuesta, usar eufemismos, ponerlo en positivo… pero al final tú sabes muy bien que te está diciendo NO… y sabe muy mal.

Pues, al parecer, alguien en la empresa tiene que estar diciendo que NO constantemente, y también sabe muy mal.

La locura del NO

Diariamente (a cada hora), en ENCAMINA, ocurren muchas de las situaciones siguientes, aparentemente fantásticas, a las que toca decir que NO:

  • Buenas ideas que se alejan de nuestros vectores de innovación (sector educación y/o tecnologías AI/IoT/4.0, y/o Adopción y aprovechamiento de las TIC) sobre las que no tenemos forztalezas y pocas o ninguna competencia… NO
  • Buenas soluciones del mercado IT (de posibles partners súper-majetes) que no están dentro de nuestra especialización en la nube inteligente de Microsoft, Dynamics 365 y Office 365, … NO
  • Prospectos y clientes con amigos y gente fantástica allí dentro, que quedan fuera de nuestro foco (segmentos Corporate/Enterprise, pro-Microsoft, con dpto. IT profesionalizado, que valora, aprovecha y puede pagar nuestros servicios)… NO
  • Proyectos suculentos, en clientes clave, que están fuera de las tecnologías (C# y el ecosistema .NET, ASP.NET MVC, patrones de arquitectura, etc.) y soluciones Microsoft, que dominamos a nivel de cirujano… NO
  • Servicios rentables que se basan en el puro bodyshopping, la marca blanca, el riesgo inaceptable o el valor añadido nulo… NO
  • Talento del que necesitamos como el comer, a los que tanto nos gustaría llamar, pero que se encuentra en partners homólogos y luchadores como nosotros… NO
  • Técnicos excelentes que necesitamos como el beber, pero que no están alineados con nuestros valores (pasión, flexibilidad, creatividad, equipo, compromiso, iniciativa) o nuestros principios de liderazgo (Pensar en Colores, hacer el bien, iluminar, entregar valor)… NO
  • Patrocinios bien intencionados que te piden tus amigos o por una buena causa, pero que no están en línea con nuestra RSC (impulsamos el desarrollo del talento, especialmente el talento TIC,  tanto de jóvenes,  como de profesionales y emprendedores)… NO
  • Inversiones en publicidad, campañas o proyectos desenfocados de nuestra generación selectiva de demanda o modelo de construcción de nuestra marca… NO
  • Decisiones aparentemente necesarias hoy, pero que atentan contra la estrategia y el medio/largo plazo…NO

La razón del SÍ

Por agotador que sea dar y explicar todos los NOs anteriores; y por desmotivante que sea recibirlos, quiero pensar que cada NO, nos acerca a un SÍ.

Opino que seguir una estrategia implica renunciar al casi infinito de posibilidades para centrarse a las pocas opciones que están en el camino diseñado. Hay que decir y ejecutar con excelencia los SÍes del camino y no distraerse ni dispersarse con aquello ajeno a ese trayecto…Pero hay que ir mirando con el rabillo del ojo eso que está fuera del camino por si mañana hubiera que tomar un cruce y cambiar de estrategia 😉

 

 

“Cada vez que podamos una rama del árbol, estamos haciendo que las buenas crezcan con más vigor”.

 

 

 

mm

Sobre Hugo de Juan

Ingeniero de Telecomunicación en mis inicios, pasé al lado más colorido del negocio con un master en Marketing y posteriormente con un Executive MBA. Hoy CEO en ENCAMINA, socio director en ENTRESISTEMAS, profesor postgrado en ESIC Marketing & Business School, soñador, eterno aprendiz y doctorando en economía digital. Me va el marketing, la tecnología, mi familia, los amigos y la vida buena, incluso más que la buena vida.
Esta entrada ha sido publicada en decisiones, estrategia, reflexiones. Enlace permanente.
Suscríbete a Con la cabeza en las nubes y los pies en el suelo

Suscríbete a Con la cabeza en las nubes y los pies en el suelo

Recibe todas las actualizaciones semanalmente de nuestro blog

You have Successfully Subscribed!

ENCAMINA, piensa en colores