El proyecto empresarial necesita visión, pasión y un sueño al final del camino, pero también hay que pisar tierra con paso firme y recuperarse de tropiezos más bien poco divinos.

Más que un video de Navidad, un mensaje para nosotros mismos

Cuando se acercan las fiestas de Navidad son muchas las empresas que antes enviaban tarjetas postales a sus contactos y ahora emails con imágenes y videos que tratan de ser graciosillos y siempre bien intencionados.

Los que recibimos decenas o centenas de emails con felicitaciones (es decir, casi cualquiera que tenga una cuenta de email desde hace unos años) tendemos a ser inapelables ejecutores de un borrado compulsivo de estos, pero ¿Qué hay detrás de un vídeo de Navidad?

Ser reconocible entre millones de estímulos

Las grandes compañías pueden dar con grandes agencias, que con suerte pueden lograr grandes vídeos, como han sido este año el de Ruavieja, Ikea, Campofrío, Loterías, etc. Sin embargo, el resto de las empresas mortales nos solemos buscar la vida como podemos para contar lo nuestro con más ilusión que talento o músculo.

Sirva este post para reverenciar a todas esas personas de PYMES, departamentos y organizaciones en general, que se atreven a crear una felicitación que trata de ser genuina y que a veces incluye un mal trago de esas personas poniéndose delante de una cámara o cediendo su imagen para confeccionar dicho cutre-vídeo o flojanimación navideña.

El reto del video de Navidad de ENCAMINA

Algunos años, en ENCAMINA, nos empeñamos en tratar de ser originales con nuestra felicitación navideña y el resultado se queda siempre circunscrito en nuestro pequeño mundo con mayor o menor fortuna. Se impone necesariamente la cruda realidad y tenemos que aceptarlo con humildad.

Sin embargo, este año queríamos hacer algo con mensaje hacia dentro de nuestra propia casa (donde tenemos el público garantizado 🙂 ). Queríamos que el mayor número de personas del equipo participara, sin que la ubicación o role en el organigrama supusiera una diferencia. Y queríamos hacernos ver que la participación individual es importante, pero que para el resultado final lo clave es el equipo. Que todos cuentan. Que es necesaria la coordinación y cierto sincronismo dentro de la libertad y creatividad de cada cual. Que es necesario pasarlo bien, a la vez que cumplir con la entrega. Que es divertido tener retos comunes y sacarlos adelante juntos. Que la tecnología y nuestra propia transformación nos lo pone cada vez más fácil, dentro de un mundo cada vez más complejo y competitivo.

Y el resultado ha sido este:

 

¿Y el mensaje hacia fuera?

¡Os deseamos un 2019 lleno de Diversión, trabajo en Equipo y buena Tecnología!

mm

Sobre Hugo de Juan

Ingeniero de Telecomunicación en mis inicios, pasé al lado más colorido del negocio con un master en Marketing y posteriormente con un Executive MBA. Hoy CEO en ENCAMINA, socio director en ENTRESISTEMAS, profesor postgrado en ESIC Marketing & Business School, soñador, eterno aprendiz y doctorando en economía digital. Me va el marketing, la tecnología, mi familia, los amigos y la vida buena, incluso más que la buena vida.
Esta entrada ha sido publicada en reflexiones y etiquetada como . Enlace permanente .
Suscríbete a Con la cabeza en las nubes y los pies en el suelo

Suscríbete a Con la cabeza en las nubes y los pies en el suelo

Recibe todas las actualizaciones semanalmente de nuestro blog

You have Successfully Subscribed!

ENCAMINA, piensa en colores