O cómo ver soluciones por todas partes

El almacenamiento en los tiempos de Azure

GRS, LRS, P10, Blobs, Colas… En muchas ocasiones, a la hora de decidir que almacenamiento es el idóneo entre todas las opciones de las que disponemos en la plataforma Azure y sobre todo de calcular el coste a futuro de nuestra aplicación, nos liamos con las siglas y tenemos que volver a configurar cuentas de almacenamiento en función de los requisitos.

almacenamiento-azure

Concretamente, es necesario tomar dos tipos de decisiones:

  • ¿Para qué necesitamos el almacenamiento?
  • ¿Qué requisitos tengo de acceso y seguridad?

Almacenamiento según replicación de los datos

Antes de nada hay que aclarar que, independientemente del almacenamiento que elijamos al crear una cuenta, siempre habrá al menos tres copias de cada dato que subamos a la nube. Esta medida de precaución la pone en práctica Microsoft de forma autónoma, por lo que estas copias de seguridad nunca serán accesibles por parte del usuario. En caso de necesitar alguna validación o requerir que comprueben si una de las copias (la que esté en funcionamiento) está degradada con respecto a las demás, será necesario abrir un caso de soporte a partir del propio portal.

Cuando creamos una cuenta de almacenamiento las opciones que tenemos a nuestra disposición serán:

LRS, Locally Redundant Storage

Esta opción replica la información tres LRS-Azureveces dentro de la misma zona geográfica, lo cual se traduce que nuestros datos estarán
tres veces dentro de una misma instalación (CPD). Un Fault Domain (FD) es un grupo de nodos que representa una unidad física de fallos y puede ser considerado como nodos que pertenecen al mismo rack físico. Un Upgrade Domain (UD) es un grupo de nodos que pueden ser actualizados simultáneamente durante el proceso de actualización (rollout). Las tres copias están diseminadas entre diferentes UDs y FDs para garantizar que la información está disponible incluso si un fallo hardware impacta un rack durante un proceso de actualización de nodos. Una petición de escritura devuelve un éxito cuando se ha escrito en las tres copias. Aunque el GRS se recomienda generalmente para casi todas las aplicaciones, el LRS tiene algunas ventajas:

  • Es más barato que GRS
  • Tiene mayor rendimiento que GRS
  • Algunas aplicaciones tienen restricciones legales (gobernanza) sobre donde almacenar los datos

ZRS, Zone Redundant Storage

Este almacenamiento distribuye los datos en dos o tres instalaciones, en una sola región o en varias. Esta opción está enfocada a casos de High Availability (HA), ya que los datos estarán disponibles incluso en caso de fallo de una de las instalaciones (CPDs)

GRS, Geographical Redundant Storage

GRS,-AzureEste almacenamiento replica los datos a una región secundaria que está geográficamente separada de la región primaria (y dentro de cada una, existen tres copias). De esta manera, los datos son accesibles incluso en caso de fallo catastrófico no recuperable de la región primaria. Cuando está habilitado el GRS, las actualizaciones son primero grabadas en la región primaria, donde se hacen tres copias, y posteriormente y de forma asíncrona es replicada a la región secundaria, donde también se replica tres veces. Esta forma de tratamiento implica que en caso de caída de la región primaria nuestros datos pueden tener cierta pérdida correspondiente al retraso de grabación de datos en la región secundaria. Este almacenamiento está especialmente dedicado para abordar los casos de Disaster Recovery (DR). La región secundaria está fijada en función de la primaria elegida.

RA-GRS, Read Access Geo-Redundant Storage

Esta opción está pensada para maximizar la disponibilidad de la información, y evitar retrasos de comunicación entre regiones. En caso de caída de la región primaria, la aplicación podría leer los datos a través de la región secundaria. Al habilitar esta opción, Azure proporciona un segundo endpoint de acceso a la información que comparte las claves de acceso con la primaria.

Implicaciones en la facturación

Si accedemos a la calculadora de coste de Azure podemos ver que el coste depende de:

  • Región seleccionada
  • Tipo de Almacenamiento (lo veremos en el próximo artículo)
  • Nivel de Precios: Estándar o Premium, no aplica a todos los tipos de almacenamiento, sino principalmente a blobs en páginas
  • Redundancia. Según el tipo de Almacenamiento podemos no tener disponible algún tipo de redundancia. Por ejemplo, el ZRS no está disponible para blobs en páginas y discos, sino tan solo para blobs en bloque

 

CalculadoraY no olvidemos sumar las unidades de transacciones, aunque su coste es prácticamente despreciable con respecto al coste total (cada unidad de transacción representa 100.000 transacciones).

Cabe destacar que según la página de Cloud Roadmap, en breve dispondremos de una solución adicional de almacenamiento de alta latencia y bajo acceso que abaratará el almacenamiento de los datos históricos que raramente son accedidos de una forma más ventajosa, denominada Azure Cool Storage

Por tanto…

Espero que este artículo sirva para tomar la decisión de la modalidad elegida para las cuentas de almacenamiento a crear, según nuestros requisitos de seguridad, acceso y rendimiento. En los siguientes artículos abordaremos la decisión de qué tipo de almacenamiento existe en función de los objetos a almacenar. Como siempre, si necesitas ayuda acerca del almacenamiento que necesitas según tus objetivos, ¡no dejes de contactarnos! 😉

mm

Sobre Fabián Calvo

Ingeniero en informática con más de 10 años de experiencia en proyectos de desarrollo e implementación de software. Tiene más de 8 años de experiencia en entornos Microsoft, y más específicamente en Internet Information Server, SQL Server y SharePoint Server.
Esta entrada ha sido publicada en Azure y etiquetada como , . Enlace permanente .
  • Vane

    Muy buen post.
    Puedes por favor aclararme como funciona el licenciamiento en Azure y que hago con lo q tengo onpremise.
    Por otro lado, recomendarías llevar un sql a la nube?

    • ENCAMINA

      Claro, sin problemas.

      De forma general, el licenciamiento en Azure es por subscripción, esto es, o bien mediante una compra anual de una cantidad de “credito”, o bien estableciendo una subscripción y poniendo una tarjeta, contra la que se factura el consumo real. Específicamente con el almacenamiento, existen diversas formas de almacenamiento (de ahí el artículo) y por regla general, se factura el espacio realmente utilizado, y no el provisionado (esto es, si tienes un disco de 100 Gb, y consumes 10 Gb, se te facturan los 10 reales). Esto solo deja de cumplirse con los discos SSD, puesto que estos si que se facturan como una unidad (existen tres tamaños disponibles).

      Con respecto a lo que tienes en onPremise, siempre recomendamos hacer un estudio para ver que puedes subir a Azure como IaaS (Infraestructure as a Services) y que se puede transformar en PaaS (Plattform as a Service) por las ventajas que tiene el segundo en cuanto a economía y valor añadido.

      Por último… me llevaría un SQL a la nube? sin problemas… dependiendo de que servicios quiero usar de este SQL, me plantearía si llevarlo a IaaS, o llevarlo a PaaS. Incluso, con la última versión de SQL puedes plantearte hacer clusters híbridos (un servidor en local y otro en la nube).
      Espero haberte servido de ayuda!!!!

      Fabián

ENCAMINA, piensa en colores